HISTORIAS DE VIDA CONTADAS EN PRIMERA PERSONA - MARCOS "CUCHY" PEREZ

Hola amigos soy Marcos Ariel Pérez, oriundo de La Toma San Luis, y les quiero contar mi pequeña historia de vida, ya que hay mucha gente que sabe lo que me paso pero muchos han escuchado algo pero no saben bien lo que me sucedió, es la primera vez que lo voy a hacer público..
Allá por agosto del 2011 una noche salí a pescar como lo hacía siempre con mis amigos, y comencé a sentir mucha falta de aire, pero no le di importancia hasta que llegue a mi casa y al otro día seguí igual, entonces fue mi novia a buscarme, me vio así y me llevo al hospital, en el cual me reviso un médico, le dije que sentía mucha falta de aire, pero como que no le dio mucha importancia y me dijo, es un empacho te voy a dar unas pastillas para el estómago y una dieta, y yo le insistía de la falta de aire pero no le dio importancia y me volví a mi casa, seguí igual hasta el lunes a la mañana que mi novia decidió llevarme al Dr. Rocha, que apenas me vio me dijo que tenía una neumonía y me mando al hospital para que me hicieran una placa y cuando la vio junto con la Dra. del hospital me trasladaron al policlínico de San Luis y allí me recibieron la gente de shockroom que actuaron de inmediato, ya que se me había hecho un neumotórax grado 4, de ahí me pasaron al sector de cirugía, para ponerme antibióticos para la neumonía y luego ir de nuevo a cirugía para que me arreglaran el pulmón derecho, después de 3 meses me dieron el alta.
Paso un año o sea en el 2012 me volví a enfermar, sentía que caminaba y me faltaba el aire, jugaba al fútbol y no corría nada q me agotaba, resulta que me volvieron a trasladar al policlínico en el cual me volvieron a hacer una intervención quirúrgica pero esta vez era del pulmón izquierdo, y también estuve 3 meses internado, en los dos casos me intervino la Dra. Panero, pero esta vez la Dra. junto con la neumóloga Guerrero al ver mis placas, espirómetros, entre otros estudios me dijeron que por mi enfermedad (Silicosis pulmonar),iba a depender de una mochila de oxígeno y que mi única solución era un trasplante, cuando me dijeron trasplante parecía que se me vino el mundo abajo y que me tenía que ir a Córdoba o Bs As y a todo esto no tenía ni obra social ni nada, pero gracias a Dios y a mi novia, movió cielo y tierra, golpeando puerta por puerta consiguió la ayuda del gobierno necesaria para yo poder tener la mochila y para poder viajar y poder hacerme atender en otro lado para mejorar mi calidad de vida.
En diciembre de 2012 viaje a Córdoba a una consulta, donde me dijeron que hacía muchos años que no se hacían trasplantes de pulmón y que me fuera a Bs As, de ahí me volví a mi pueblo y mi novia hizo todos los trámites y en marzo de 2013 viajamos a Bs As a una consulta donde me dieron fecha para que me internara en abril para realizarme todos los estudios pre- trasplante, gracias a dios me salió todo bien y de ahí junte los papeles que me faltaban para subir a lista de espera, una vez que logre subir me tuve que ir a vivir a Bs As donde parecía que todo era aún más difícil, porque nos fuimos a una ciudad donde no conocíamos a nadie, nos encontrábamos solos pero conocimos gente de todos lados que estaban pasando por algo similar a lo nuestro que nos dábamos aliento uno al otro.
Me instale a fines de 2013 hasta en junio de 2015 que tuve una recaída, me internaron y que gracias a dios me salió el trasplante, una emoción inmensa teníamos con mi novia cuando me dieron la noticia del operativo, llorábamos de la emoción y fue un milagros porque justo ese día me iba de alta porque me había mejorado de la recaída, en todo ese tiempo con oxígeno que ni media cuadra hacia que me cansaba, pero gracias a toda la gente del Hospital Italiano, médicos, enfermeros, kinesiólogos, la gente de limpieza que me atendieron muy bien en todo mi proceso, ya que estuve 4 meses internado, estuve 20 días dormido después que salí del trasplante, fue un largo proceso pero de a poquito fui saliendo, fue muy duro este camino que me tocó transitar pero con el apoyo de mi mamá, el de mis suegros, cuñados y en especial de mi novia que nunca me abandonó que se aguantó tantas cosas por estar conmigo acompañándome, pude salir adelante y hoy día puedo contarlo, está es mi humilde experiencia de vida!!
Y para los que están pasando por algo similar, les aseguro que con fe, esperanza y con amor todo se puede, yo pude salir cuando parecía que nada tenía sentido.. Gracias a mi dios fue con un final feliz!!! Saludos a todos... Los quiero!! 😀😀